El escritor José Antonio Cabezas Vigara publica su segundo libro: ‘En busca del fuego’

José Antonio publica un libro que hará las delicias de todos los entusiastas de la Prehistoria y de la Historia antigua

El escritor José Antonio Cabezas Vigara publica su segundo libro: ‘En busca del fuego’

Hay buenas noticias para los amantes de la Historia y la Arqueología. El día 16 de enero sale a la venta, en todas las librerías importantes de España, el libro “En busca del fuego y otras historias curiosas de la Antigüedad, del escritor José Antonio Cabezas Vigara. La obra de este historiador y divulgador responsable de la conocida web Antrophistoria está publicada por la Editorial Espasa del Grupo Planeta y ya es posible hacerse con un ejemplar de la misma en la preventa, en la sección de novedades de la página web de Planeta de Libros.

En busca del fuego, nuevo libro de José Antonio Cabezas Vigara

El días 16 de enero sale a la venta el libro En busca del fuego y otras historias curiosas de la Antigüedad, del escritor José Antonio Cabezas Vigara

Imagen ilustrativa. El días 16 de enero sale a la venta el libro En busca del fuego

El día 16 de enero sale a la venta el libro En busca del fuego y otras historias curiosas de la Antigüedad, del escritor José Antonio Cabezas Vigara, y será publicado por la Editorial Espasa del Grupo Planeta. Ya es posible hacerse con un ejemplar de esta obra elaborada al estilo de Antrophistoria en la PREVENTA de las librerías más importantes de España y a través de las páginas webs de éstas para el resto del mundo. Pero ¿de qué trata este libro?

Rusia: la primera víctima de la Primera Guerra Mundial

El frente oriental fue testigo de la primera víctima de la Primera Guerra Mundial: el Imperio Ruso

Rusia: la primera víctima de la Primera Guerra Mundial

En el frente oriental, la estrategia bélica que usó Alemania contra Rusia funcionó perfectamente. En el año 1914, el ejército ruso estaba compuesto por 8 millones de hombres, pero la mayoría eran campesinos, mal armados, poco equipados y sin formación militar. Además estaban dirigidos por un mando militar que era bastante mediocre. Ambos ejércitos, el alemán y el ruso, se enfrentaron en la Batalla de Tannenberg, en Prusia Oriental, entre el 26 y el 30 de agosto de 1914; y en la batalla de los lagos Masurianos, entre el 6 y el 15 de septiembre de 1914. En los dos casos, los rusos salieron gravemente derrotados, sufrieron muchas pérdidas humanas y se vieron obligados a replegarse.

Los chachapoyas, los pobladores de las nubes

‘Chachapoya’ significa algo similar a la ‘gente de las nubes’, por la zona húmeda y nublosa en la que vivieron

Sarcófagos en un acantilado de la cultura de los chachapoyas

En el área que actualmente ocupa el departamento de Amazonas de Perú, en una zona totalmente boscosa, se desarrolló la cultura de los chachapoyas. Se trata de un pueblo preincaico que existió entre los años 700 y 1470, aunque sus raíces históricas se hunden más profundas en el tiempo. Así lo demuestran los testimonios de arte rupestre de las paredes rocosas de cuevas de la provincia de Utcubamba. Como ocurrió en casi todas las Indias, sucumbieron con la llegada de los españoles que diezmaron su población con las enfermedades desconocidas que traían del viejo continente, hasta hacerlos casi desaparecer.

La leyenda del rey Arturo

Cuenta la leyenda que el joven Arturo viajó a Londres, liberó la espada Excalibur de la roca y se reveló como el nuevo rey de Inglaterra

La leyenda del rey Arturo

Cuenta la leyenda que Arturo fue el fruto de una engañosa relación entre el rey Uther Pendragon e Igraine, esposa del duque de Tintagel; y que, cuando nació, el mago Merlín entregó a sir Héctor al bebé para que lo criara como a uno más de sus hijos.

La arqueología nazi y el mito de la gran Germania

Hitler, en algún momento, se lamentó afirmando: 'carecemos de pasado'

Excavaciones nazis en Ucrania - en busca de los restos de Germania

Hitler, en algún momento, se lamentó afirmando: “carecemos de pasado”. Lo cierto era que se desesperaba al ver que los arqueólogos de las SS se empeñaban en excavar en los bosques de Germania y que sólo conseguían exhumar algunas pobres vasijas, nada comparable al esplendor de las excavaciones que se realizaban de restos griegos o romanos. Por tanto, había que buscar el pasado de la raza, el que debía de llenar de orgullo a los alemanes, en territorios influenciados por estas culturas. Y con esa finalidad, el proyecto nazi no dudó no sólo en dominar el presente y el futuro, sino también en reescribir e instrumentalizar el pasado.